Humanizando las calles de
Colombia

Misión

Acompañar los diferentes fenómenos sociales de calle, tales como Ciudadanos Habitantes de Calle, Comunidad LGTBI, trabajadoras(es) sexuales, vendedores(as) informales, recicladores(as), artistas callejeros, titiriteros(as), emigrantes, y otras expresiones callejeras, que se encuentren en condiciones de alto riesgo de vulnerabilidad, explotación, violación de los derechos humanos fundamentales; contribuyendo a su desarrollo integral como ciudadanos(as), sujetos de derecho y actores de paz, con el fin de desarrollar programas, proyectos y actividades de formación, de crecimiento personal, de inclusión social y cultural, que promueva la dignidad humana, creando a su vez, vínculos afectivos que los lleven a ser gestores de su propio desarrollo armónico y crecimiento integral desde una perspectiva cristiana y franciscana.

La Fundación Callejeros de la Misericordia contribuye a la humanización de los fenómenos callejeros, y a la transformación, desarrollo humano, reducción del daño, violencia y violación de derechos humanos, desde un abordaje de la Doctrina Social de la Iglesia, promueve el respeto, la reconciliación y los derechos ciudadanos de esta población y su inclusión en la sociedad.

Visión

Nuestra Historia

La Fundación Callejeros de la Misericordia, fue aprobada por las leyes Colombianas en marzo de 2.018, pero desarrolla actividades de carácter socio-pastoral y humanitarias desde el 28 de mayo de 2.016, cuando el Estado Colombiano interviene el “Bronx”, a través de un operativo organizado por las autoridades policiales, militares y otros organismos, acertando un golpe contundente a la “olla” más peligrosa de Bogotá, considerada como el “infierno”, o el “Santuario del crimen organizado”. Esta intervención, para muchos especialistas en el tema, no contó con la planeación y el acompañamiento necesario para las personas que allí tenían cierta permanencia y hacían del espacio físico del “Bronx”, el lugar donde tejían sus relaciones, construían su vida social, eran reconocidos por sus propios “parceros” y el territorio lo habitaban como su propia casa.

Desde entonces, nos hemos dado a la tarea de acompañar este fenómeno de habitabilidad de Calle y a las personas que habitan las calles y duermen en ellas, o debajo de los puentes, en los andenes, en parques, caños o en cambuches. La gran mayoría de los Ciudadanos Habitantes de Calle, viven en condiciones infrahumanas, excluidas de sus derechos, violentadas, otras son desaparecidas y muchas de ellas asesinadas por escuadrones de limpieza social.

En Bogotá, según estadísticas del Dane, existen 9.538 personas habitantes de ellas. El Estado tiene cerca de 15 centros de acogida y atención, pero solo un 30% de ellas se acogen a los programas ofrecidos por la Alcaldía Distrital. La Fundación Callejeros de la Misericordia, acompaña pastoral y socialmente especialmente a aquellos que no se acogen a los programas del estado.

Además de Acompañar a los Ciudadanos Habitantes de Calle, la Fundación Callejeros de la Misericordia, apoya pastoralmente los diferentes fenómenos sociales de calle, tales Comunidad LGTBI, trabajadoras sexuales, vendedores informales, recicladores, artistas callejeros, titiriteros y otras expresiones callejeras, que se encuentren en condiciones de alto riesgo de vulnerabilidad, explotación, violación de los derechos humanos fundamentales.

Nuestro Equipo

Miembros Fundadores

Fray Gabriel Gutiérrez
Asesor de Proyectos y Director espiritual

Gloria Gutiérrez
Presidente / Representante Legal

Eduardo Molina
Vicepresidente

Patricia Zapata
Secretaria

Diana Granados
Tesorera

Angelica Gutierrez
Revisor Fiscal

si quieres ser parte de nuestro equipo

Envíanos un mensaje, con gusto lo contestaremos cuanto antes